Instagram: @mipuertasecreta

26/10/19

Personajes iconicos de Halloween

Personajes iconicos de Halloween

En esto de los blogs hay que ir con las fechas, así que como se acerca el 31 de octubre, me apetece hablar monstruos icónicos en la literatura y como soy muy básica y de literatura de terror me conozco poco, sólo les voy a hablar de tres, pero yo creo que con eso basta, porque ahora que vean de quienes se trata se darán cuenta de que prácticamente son la realeza en lo que al tema se refiere.

Personajes iconicos de Halloween

Drácula

Comencemos con un Conde, ¿quién más sino Drácula? Es una novela de 1897 escrita por Bram Stocker, en la cual nos presenta la figura del vampiro y asienta de una vez por todas el mito ya existente en la cultura popular. A modo de cartas, el relato nos presenta la figura del monstruo, tanto en su físico (un hombre quizá como cualquiera, pero con rasgos perturbadores y otros propios de la leyenda, como lo son sus colmillos), como sus hábitos, su poder y hasta sus debilidades.

Personajes iconicos de Halloween

Bram Stocker desde muy pequeño fue una persona de gran imaginación, alentada por las historias de terror que le contaba su madre. La construcción del personaje está basada en diversas fuentes, tanto aquellos mitos que van de boca en boca, como tomando aspectos físicos o anecdóticos de figuras históricas, y por supuesto metiendo de su cosecha. Y no sólo tenemos un personaje tan potente y bien construido, sino además esa forma de narrar tan exquisita y particular del autor, que siendo un libro escrito hace más de cien años sigue estando en el top de muchos, convirtiéndose en un clásico vigente e irrefutable.

Este Conde del terror, se ha ganado su puesto en este top, ya que no sólo la novela ha trascendido, sino que el personaje ha saltado de sus páginas y ha sido adaptado en numerosas obras de teatro, películas, series y cualquier forma de expresión artística (para acabar más pronto, que hasta representado en juguetes está), y ha quedado tan grabado en nuestra colectivo imaginario que él mismo es reconocible, aún por personas que no se han leído la novela, que no tienen idea de su existencia, que no saben quién es Bram Stocker, ni interesa... de tal forma que, literalmente, la figura del Conde Drácula ha adquirido dimensiones monstruosas que sobrepasan cualquier limite.



Frankenstein

Para acompañar al Vampiro, quién mejor que Frankenstein. Aquí quiero hacer un paréntesis en el que diré que a modo personal creo que la figura del Conde Drácula ha sido mucho más respetada en su paso a la cultura pop que la de éste infortunado, pues me parece que muy pocos han sabido plasmar la esencia de la novela o del personaje en sus representaciones, o será que yo estoy muy enamorada de Frankenstein que con nada me conformo...

Al igual que Drácula, Frankenstein ha roto el papel y ha llegado para quedarse, disfraces, cameos, películas, cómics, juguetes, y un sin fin de representaciones con el monstruo verde, creado por Víctor Frankenstein a partir de trozos de cadáveres, con fines científicos, lo cual hace que la novela, más allá del terror, plantee muchos dilemas existenciales y ponga a pensar al lector y le confronte con sus propios valores morales. ¿Es lícito tratar de domar a la naturaleza y crear vida? ¿Estamos siendo superiores, jugando con fuego, quizá...? ¿Existe el alma, qué es, cómo se crea, quién la da? ¿Es menos humana ésta criatura y por qué? ¿Qué es lo que nos hace ser humanos?, etc. Y creo que son planteamientos muy válidos y que no tienen vigencia, que son trascendentes aún en nuestros días, que no tienen respuesta y que son (o deben ser) vitales en algunas profesiones, sin ir más lejos, yo me leí Frankenstein para una clase sobre Inteligencia Artificial.

Personajes iconicos de Halloween

En 1818 una jovencísima Mary Shelley presentaba su novela Frankenstein o el moderno Prometeo, llena de matices, con una narración exquisita, en la cual nos habla de los experimentos del doctor Frankenstein que resultan en la creación de un monstruo a partir de trozos de cadáveres que si mal no recuerdo iba a recoger del cementerio, haciendo uso de sus conocimientos anatómicos y experimentando con la electricidad. Habiendo tenido éxito, Víctor reacciona y se da cuenta de lo que ha hecho, básicamente se asusta de su propio poder y deja esa criatura abandonada a la buena de Dios. Como puede, Frankenstein, va sobreviviendo, aprendiendo de lo que ve a su alrededor y anhelando, volviéndose cada vez más complejo y sintiéndose cada vez más solo, por lo que llega a Víctor para pedirle una compañera. Víctor accede, pero luego se arrepiente, desencadenando la furia del monstruo, terminando en tragedia para todos. Ya les digo que a mi al leer la novela me parece más monstruo Víctor que la criatura, y que me parece un relato tan bonito, profundo y complejo que es muy difícil llevar por ejemplo a la pantalla grande, y que creo que poco tiene que ver con la figura de esa masa verde tontorrona bobalicona o maliciosa que nos han vendido desde siempre.



Hombres lobo

No sabía con qué criatura acompañar a estos dos, en cuanto a personajes de terror arraigados en la cultura pop, quizá tenemos las brujas, los fantasmas, las momias, pero no identifico alguna (ya me harán saber ustedes si sí o no en los comentarios) cuya base esté claramente constituida en una obra literaria, por lo que decidí, incluir por poner algo, a Los hombres lobo.

Personajes iconicos de Halloween

Ya se hablaba de estos seres desde la antigüedad, como parte de mitos en diferentes culturas y comenzó a tomar fuerza en la literatura, como parte del naciente género del terror en novelas como Hugues, El hombre lobo de Sutherland Menzies en 1838, El lobo blanco de las montañas de Hartz de Frederick Marrayat en 1839, o, El jefe lobo de Alejandro Dumas en 1857.

Aunque para este bloque dejamos las novelas de lado y nos adentraremos en la mitología griega para explorar el mito del licántropo. Resulta que había un rey en Arcadia llamado Licaón, un hombre culto, muy querido por su pueblo que había hecho mucho por sus ciudadanos, con la única desventaja de ser algo fanático y por qué no decirlo, sanguinario. Había mandado a hacer un templo al dios Zeus al que solía ofrecer muchos sacrificios humanos, incluídas las vidas de los que estaban de paso por la ciudad, rompiendo así, con la sagrada regla de la hospitalidad en Grecia, cosa de la que el buen Zeus terminó enterándose por lo que decidió tenderle una trampa disfrazándose él mismo de peregrino. Cabe decir que aunque Licaón no cayó en la trampa ofreciéndolo como sacrificio, sí lo sentó a su mesa y le sirvió carne humana, pensando que si el forastero era un dios lo sabría (el canibalismo era una falta grave), obviamente Zeus monto en cólera y lo convirtió en un híbrido hombre-lobo quemando luego el castillo.

Pero ésta es solo una de las culturas en las que se habla acerca de licantropía, puesto que en África se tenía creencia de la existencia hombres-leones y hombres-leopardo. Me parece que aunque diversas sociedades creían en que el hombre podía convertirse en diversos animales, la metamorfosis más popular y difundida ha sido la de los lobos, y aunque no podamos atribuirlos a un autor en concreto que los haya inmortalizado, sin duda son un icono del terror.

4 comentarios:

  1. Un post muy apropiado para estos días.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    La verdad es que he leído tanto "Drácula" (este año, hace un par de meses) como "Frankenstein" (el año pasado), por lo que me ha gustado mucho el post :) Aun así, la verdad es que no son géneros que normalmente me llamen la atención, y Halloween me da un poco igual.

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante post sobre estos personajes y muy adoc con Halloween que casi esta aqui!
    Besos

    ResponderEliminar