Instagram: @mipuertasecreta

31/8/19

Libro vs película: Desayuno con diamantes

Libro vs película: Desayuno con diamantes

Este es un libro vs película que tenía ganas de hacer desde hace mucho, ya que Desayuno con diamantes o Desayuno en Tiffany's es una de mis historias favoritas. Desde ya decirles que habrá spoilers para poder hablar abiertamente de todas las diferencias que he encontrado en ambas obras. Así que dicho esto empezamos.

Desayuno con diamantes es una película de 1961 dirigida por Blake Edwards, protagonizada por George Peppard y Audrey Hepburn, que pasó a la historia del cine. Apenas arrancar la cinta, tenemos la inolvidable escena con Audrey Hepburn en el papel de Holly Golightly bajando de un taxi, enfundada en un hermoso, elegante y sencillo Givenchy, gafas de sol de Oliver Goldsmith, guantes altos, tiara y un collar de perlas que destilaba elegancia y estilo, y que contrastaba con su croissant y café que comía modestamente frente al escaparate de Tiffany's.

Aparentemente la misma Holly que Truman Capote nos presentaba en su libro de tan sólo 95 páginas de 1958 y para la cual prefería a la sensual Marilyn Monroe. No obstante, para mí son dos personajes e historias diferentes.

Aunque varias escenas y dialogos son un calco del libro, cambiando el tono, el método, o hasta un punto mínimo, tenemos resultados diferentes. De este modo, para mí, ambas son historias que parten de un mismo origen, pero que cada una tiene valor por sí misma y pueden disfrutarse incluso de forma independiente.

Libro vs película: Desayuno con diamantes

Para comenzar, la película podría definirse perfectamente dentro de la comedia romántica, pues en ella tenemos a Holly, una joven llegada a Nueva York que se gana la vida acompañando a los caballeros al tocador, y que después de una serie de situaciones un tanto ligeras y hasta cómicas termina enamorada de su vecino Paul, la pelí, se centra totalmente en esta historia de amor, partiendo de una Holly en esencia solitaria y meláncolica, que ve en Paul a un igual (compañero de profesión incluso) con quien puede entenderse y ser ella misma.

Libro vs película: Desayuno con diamantes

Mientras que en el libro ni comedia ni romance, puesto que Holly es una chica enigmática que la figura del autor trata de descifrar y por la cual siente una atracción especial, sin llegar a ser precisamente del tipo amorosa. Holly está bien definida, una criatura salvaje que no encaja con los estándares de la sociedad, que tiene un gato sin nombre, que no pertenece y que tampoco nada tiene, totalmente libre, fuerte, tempestuosa... arrebatadora y única protagonista, pues aunque tenemos a un escritor como narrador, no se entretiene en contarnos ni siquiera su nombre, apenas sabemos poco de él, de su trabajo o sus orígenes, puesto que no quiere distraer el foco de lo verdaderamente importante: la chica de cabello corto y enormes gafas de sol que es su vecina, en el que seria su primer departamento en Nueva York.

Libro vs película: Desayuno con diamantes

Me parece que la adaptación es bastante fiel en principio, hay un par de personajes del libro que no aparecen, pero que no hacen gran diferencia, esenas que son bastante fieles, como una Holly cantando en la escalera o el robo de máscaras en una tienda y otras que están pero son suavizadas como la fiesta en el departamento de Holly. Sucede que en el libro Holly da una fiesta en su departamento al que invita a una gran cantidad de sujetos que asisten gustosos, la mayoría pensando que tendrán una cita a solas con la chica, mientras que en la película es una fiesta de parejas en la que se podría pensar que Holly tiene muchos amigos y conoce a muchas personas importantes en la ciudad, al estilo socialite.

Libro vs película: Desayuno con diamantes

Sin duda alguna el principal giro es el final, y es que mientras en la película tenemos dos protagonistas claramente enamorados el uno del otro, en el libro sólo hay una Holly, que tras un incidente devastador decide tomar las riendas de su vida e ir en busca de aventuras. Como les digo, dos productos que comparten el mismo nombre y personajes en apariencia similares, pero con un fondo colorido y complejo. ¿Con cuál me quedo? Creo que en este caso con ambas piezas, tanto el libro como la película son imprescindibles.

7 comentarios:

  1. Un gran post! me han entrado muchas ganas de leer el libro, que aún no he leido. La pelí ya la ví y si me gustó. Me resultó muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver ahora mismo.. y el tiempo no pasa por ella... así que tendré que hacerme con el libro...
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es una historia atemporal y estoy contigo: cada uno tiene un encanto que los hace únicos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Vi la película hace tiempo y me encantó.Besicos

    ResponderEliminar
  4. Amiga, siempre es maravilloso leerte, gracias por compartir.
    Besos y feliz septiembre.

    ResponderEliminar
  5. No he visto la película, ni leído el libro, pero con tu descripción se antoja hacer ambas cosas

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    La verdad es que todavía no he visto la mítica película, pero espero hacerlo pronto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! ^^
    Del libro no puedo opinar, porque no lo he leído, pero vi la película por primera vez hace varios años, y aunque no me pareció para tanto (creo que está un poco sobrevalorada), eso no significa que no me gustara. Al contrario, la disfruté mucho. Quizás no posee una gran historia, pero tampoco le hace falta, porque tiene a Audrey Hepburn. Y no puedo olvidarme del gato xD
    Besos!

    ResponderEliminar