19/4/14

De ratones y hombres - John Steinbeck

de ratones y hombres

Esta es una novela que leí hace algún tiempo pero he querido compartirselas a pesar de eso. Se trata de una historia entrañable sobre el valor de la amistad. Un relato que no se olvida y que hace reflexionar sobre la intolerancia, la piedad, el respeto, pero sobre todo el cariño y el amor que puede existir entre los hombres.





La historia

De Ratones y Hombres (1937), novela de John Steinbeck, narra en pocas páginas la historia de dos amigos totalmente opuestos, George un tipo delgado, de mediana estatura, bien parecido y muy inteligente que va siempre acompañado de un grandulón de no muy buena pinta y que es más bien tonto, pero de muy buen corazón llamado Lenin.
La historia es terriblemente realista, desesperanzadora y compleja. George y Lenin sueñan con libertad. Como muchos hombres aun en la actualidad, no son esclavos, pero tampoco son dueños de su destino ni de sí mismos. George, tiene las posibilidades pero ha renunciado a ellas por la compañía de Lenin, algo que muy pocos pueden comprender. Viviendo de granja en granja, rodeados de hombres solos que no tienen ningún apego ni esperanza, ellos dos cuidan el uno del otro, son diferentes a los demás porque no están sólos.
La estupidez de Lenin le acarrea constantes problemas, ya que aunque es demasiado noble, lo mismo lo es de fuerte; no tiene más aspiración que vivir con George en sus propias tierras cuidando de los conejos. Lamentablemente, este es un mundo en el que Lenin no puede habitar, y George lo comprende cuando toma la decisión más difícil de su vida y es demasiado tarde para salvar la de su amigo...

Mi opinión

Una historia de entrañable amistad y con un sentido humano que llega a tocar el alma, con personajes bien armados, completos, que piensan, sienten, cometen errores, con sueños e ilusiones. A algunos de los cuales llegue a detestar -como a la mujer de Curley y su patética necesidad de llamar la atención metiéndolos a los demás en problemas; y a otros los adore, como a Lenin y a George. Dejando de lado mi perspectiva unilateral, me parece que es de realzar la cantidad de valores y el realismo tan crudo que se ve reflejado en las novelas de este autor, la esperanza, el anhelo, la soledad y lo que la compañía de una persona puede hacer en una vida sin sentido. Yo puedo comprender perfectamente a George y su decisión de renunciar a todo lo que pudo tener por no pertenecer a ese mundo de solitaria ambición.
Con un final que no es el esperado final romántico donde todo termina bien, ni si quiera parece un final, y creo que esa es una de las cosas que más me gusta de este escritor, después de un ciclo o un adiós en nuestras vidas, seguimos existiendo, los retos y las dificultades continúan, hay cosas que no se recuperan, y otras que nos están esperando y no sabemos cuales son; y los personajes de sus novelas (solo he leído esta y las uvas de la ira) siguen batallando en este mundo como lo hacemos todos al final de la última página.
Es muy triste, pero hermosa, un excelente escritor, y no hace falta que lo diga. Si quieren leer algo indudablemente bueno, que no es una clásica historia de amor, está es su opción.


de ratones y hombres

Acerca del autor

John Steibeck fué un escritor estadounidense nacido en California el 27 de febrero de 1902 (m. 1968). Estudió en la Universidad de Stanford pero nunca se graduó. Desempeño distintas labores como guía turistíco, albañil, jornalero y empleado de tienda.
Su estilo se ubica en el realismo social. Fue reconocido con el Premio Nobel de Literatura en 1940. En 1929 escribió su primera novela, La Copa de Oro. Entre sus obras se encuentran Al este del Edén, Las Uvas de la Ira y De Ratones y Hombres.

2 comentarios :

  1. Yo vi la puesta en escena de la novela de Steinbeck que hizo el gran Miguel del Arco. Quedé anonadado por la brutal y real crudeza de la historia que se desarrollaba ante nuestros ojos. Me apreció excelente. Luego vi la película protagonizada por Malcovich: muy buena.
    Hacer daño involuntariamente por amistad y luego tener que decidir entre uno mismo o esa amistad es un dilema brutal. Si a esto añadimos un contexto social de paro y depresión (casi como hoy en esta crisis) el problema -la debilidad mental de Lenin es otro elemento a considerar- se eleva a la enésima potencia.
    Solo un genio como el escritor norteamericano Steinbeck podría llevar a buen puerto un conflicto tan profundo y tan intenso sin caer en el exceso inverosímil, algo bien difícil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar, yo no he visto la película y verla en escena seria un sueño, pero coincido contigo en todo, la realidad reflejada es muy cruda. La soledad de esas dos personas que se acompañaban siempre y la extrema decisión de George. La obra es realmente brillante.

      Saludos!

      Eliminar