18/2/14

Como agua para chocolate de Laura Esquivel

como agua para chocolate

Es la cocina el corazón del hogar, donde la magia comienza a través de un platillo que puede remontarnos a épocas lejanas, seducirnos, hacernos sentir mejor o hasta enfermarnos... en Como agua para chocolate daremos un viaje a través de las tradiciones y la gastronomía mexicana.



La historia

La novela nos ubica en México para ser más precisos en la ciudad de Piedras Negras Coahuila que limita con Estados Unidos, a principios del s. XX (no menciona el año pero se encontraban en plena revolución mexicana que comenzó en 1910). Está narrada en primera persona por la sobrina nieta de Tita, quien desde su cocina nos cuenta la triste historia de amor de su tía abuela. Tita es una mujer que desde el comienzo de su existencia se ha visto rodeada de privaciones y sufrimiento. Al poco de nacer su padre muere y a su madre se le va la leche, por lo que sin poder alimentarla la deja al cuidado de la cocinera Nacha, quien la cría con atoles y té en un ambiente lleno de olores y sabores. De este modo, Tita desarrolla una conexión especial con la comida y aprende todos los secretos y recetas de Nacha.
Al crecer se convierte en una mujer hermosa que cautiva la atención de Pedro y él también roba el corazón de la dulce Tita, quien se ilusiona creyendo que se casará con él y comienza a tejer una colcha para el día de su boda. Sin embargo, cuando Pedro va a pedir su mano se da cuenta de que lo suyo con Tita son sólo sueños, pues al ser la menor de tres hijas, mamá Elena (una mujer de carácter fuerte que no está dispuesta a ceder ante nada ni nadie) no le permitirá casarse pues es ella quien debe cuidarla hasta su muerte, pero a cambio le ofrece la mano de su otra hija, Rosaura, y Pedro acepta pensando que es la única forma para al menos permanecer al lado de Tita. Pero Tita no lo sabe y al enterarse de la boda el corazón se le rompe y un frío se apodera de su interior. Aún así, no tiene permitido mostrar sus emociones o hacer nada para arruinar la boda de su hermana, debe ayudar a la elaboración de la comida para la fiesta.
Si mamá Elena puede cerrar la boca de Tita y apartarla de su amor, por medio de la comida puede comunicarse con el mundo y conectarse con el ser amado como si de magia se tratase, si ella está feliz, los demás también, si está enojada provoca cosas terribles, y al preparar el pastel de boda no deja de llorar, por lo que al comerlo los invitados no pueden evitar rememorar al amor perdido, incluso Nacha se ve afectada, pues Tita la encuentra muerta con la fotografía de su amado en brazos.
Es esta conexión la que envuelve esta mágica historia de tradiciones, comida, sufrimiento y un amor que ni siquiera Mamá Elena puede apagar.



Mi opinión

Creo que es interesante conocer las tradiciones y el modo de vida que antes se tenía en el país en el que vivo. Aunque he probado mucha comida tradicional hay platillos que vienen en el libro que no conozco y creo que sería interesante tratar de prepararlos, pues incluye la receta completa acompañada de lo que significó en su momento cocinar ese platillo para Tita. Es una novela diferente que mezcla la magia, las tradiciones, el romanticismo y la gastronomía.
Muchas partes de la historia son exageradas y fantasiosas, pero es parte de la magia de la historia.
Me parece que es importante conocer un poco de los usos y costumbres que se tenían antes en México y que aunque no prevalecen hasta el día de hoy marcaron nuestra cultura. Una novela que estoy segura les gustará.



como agua para chocolate

Acerca de la autora

laura esquivel

Laura Esquivel es una escritora mexicana que nació en el Distrito Federal, en el año 1950. Estudió teatro y creación dramática. Escribió programas infantiles y guiones de cine, siendo uno de ellos Como agua para chocolate (1989) que fue llevada al cine por Alfonso Aráu quien entonces era su esposo. Tanto la novela como la cinta gozó de gran popularidad entre el publico, fue traducida a más de 30 idiomas y recibió numerosos premios. Fundó el Centro de Invención Permanente donde se imparten talleres artísticos para niños.

4 comentarios :

  1. Es un libro hermoso, siempre me lo ha parecido con tanto simbolismo, y eso que no soy de historias románticas, per ese toque especial... lo hace diferente
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, está lleno de simbolismo y magia, a mi me encanta el romance, pero esta novela tiene la cantidad justa para no hacerlo meloso y además el lado costumbrista me parece muy rico e interesante. Saludos!

      Eliminar
  2. Hola Ana, esta reseña me gustó mucho. No me llamaba la atención esta historia, sin embargo, por lo que comentas se ve interesante.
    Es mi segunda visita a tu blog y he observado algunas entradas, sin embargo no deseo leerlas aún porque me pongo como ansiosa si me interesa algo :D
    Leo triller suspenso, romántica, paranormal, histórica. Acabo de terminar El Confidente de Helene Gremillón y me gustó mucho, hay algunas partes que no capté bien y supongo que deberé hacer una relectura. Se lee fácil y te mantiene en suspenso desde el principio. Si no la has leído, te la recomiendo.
    Gracias por el aporte y saludos desde Venezuela
    Lheira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! que bueno que te veo por acá. Gracias por comentar, no la he leído, se escucha buen. A mi me gusta mucho el suspenso y el romance, pero últimamente estoy tratando de ampliar mis horizontes y leo casi cualquier género incluso de terror (que no me gusta porque soy muy nerviosa). Espero que no sea la última ves que me visites. Saludos

      Eliminar