16/12/13

La buena tierra - Pearl S. Buck

la buena tierra

Es un relato brillante, emotivo, realista y bien desarrollado. Pearl en La Buena Tierra nos coloca ante un espejo donde están al descubierto vicios y virtudes por igual.



La historia

La novela se ubica en China (no sé si no me di cuenta o no viene una fecha exacta pero podríamos decir que hace mucho tiempo... como en un cuento), y comienza cuando Wan Lung va a buscar a su esposa a la casa grande donde es esclava para llevarla a casa. Se siente fascinado, pues desde muy pequeño ha estado al cuidado de su padre y de su tierra, por lo que no ha tenido oportunidad de ver a muchas mujeres. Además está ansioso de que una mujer pueda cuidar de él y de su padre que ya es viejo y necesita atenciones. Así pues, llega a la casa donde le entregan a una esclava no guapa pero fuerte, van juntos a casa donde Wan Lung le ha preparado una pequeña fiesta para recibirla gastando casi toda la plata que tenía ahorrada.
O-lan es el nombre de la mujer que le entregan como esposa, es muy callada pero muy trabajadora y Wan Lung pronto se acostumbra a ella. Ahora tiene quien le prepare la comida, se encargue de él y de su padre y además quien le ayude a trabajar la tierra y le confeccione ropa y zapatos. Al poco tiempo tienen un niño, un varón, que le da dicha y fortuna a la familia, pues ese año Wan Lung tiene buenas ganancias, tanto que le es posible comprar un pequeño trozo de tierra a la familia de la casa grande.
La vida continúa y el trabajo no cesa. Nace un segundo hijo varón y después una pequeña bebé. El año en que nace esta criatura es un año muy malo, hay hambre a falta de cosechas y dinero. Los ladrones saquean las casas y la gente no tiene de que alimentarse y por tanto muchos mueren. Wan Lung ve a sus hijos y su esposa (que una vez más estaba embarazada y al nacer el nuevo bebé muere de lo débil y pequeño que era) en los huesos y ya sin energía para nada. Entonces decide irse a la ciudad del sur esperando encontrar trabajo. Al llegar tiene O-lan que mendigar y él trabaja como cargador o tirando de un coche, con recursos escasos al menos pueden comer. Las cosas no van bien, el tiempo pasa y todo sigue igual, con la novedad de que hay guerra y que están reclutando a todos los hombres jóvenes y fuertes, por lo que Wan Lung se esconde de día y sale a trabajar por las noches cuando el peligro de que lo manden llamar pasa.
Wan Lung y su familia quieren regresar a casa, a trabajar sus tierras, pues ha llovido y los campos deben estar listos para ser sembrados, sin embargo, no tienen dinero para regresar, hasta un buen día, cuando la casa grande es asaltada y entonces la muchedumbre puede entrar y llenarse los bolsillos de lo que les es posible. Wan Lung consigue algunas monedas de oro y con ellas regresa y compra semillas, un buey y algunas herramientas para trabajar, también comprar más tierra a la casa grande que también ahí fue asaltada y ya no queda nadie, excepto el viejo y su amante.
Wan Lung entonces tiene algo de dinero y se dispone a trabajar la tierra apoyándose de un vecino y amigo Chung, O-lan da a luz a gemelos esta vez y la suerte favorece a la casa de Wan Lung, pues cada vez se hace con más plata para contratar a más trabajadores para que trabajen sus tierras.
Como era de esperarse, llega otra época mala para la tierra, está vez, es una inundación que dura bastante tiempo, la gente vuelve a morir de hambre y se va hacia al sur en busca de al menos tener algo para comer, pero para Wan Lung y su familia esta vez, las cosas son diferentes pues él tiene dinero para subsistir a esta época de hambre, sin embargo, cuando el hombre esta ocioso y no tiene nada en que ocuparse llegan los vicios, y para Wan Lung es el de una mujer llamada Loto de la que se enamora hasta la locura...
Es todo lo que les contaré, porque espero que la lean.



Lo que me gusto y no me gusto

En está ocasión lo junte, porque lo que me gusto es ver las facetas del ser humano tan bien reflejadas y esto al mismo tiempo es lo que me frustró, me causó desesperación y coraje, no porque estuviera mal o como un defecto de la novela, sino porque logre identificarme y verme reflejada en ellos, los veía con mis ojos humanos tan llenos de vicios y falsas virtudes. Casi odie a Wan Lung cuando cambio a su esposa O-lan por Loto, y poco me falto para llorar de rabia cuando le quito las dos perlas que eran lo único que O-lan le había pedido para ella en la vida, para dárselas a Loto. Wan Lung, en esos momentos me parecía un insensato malagradecido, pues según yo sin esa mujer no hubiera logrado nada, ella, su prudencia y su trabajo fue lo que lo encumbro. Me entristeció que en la sociedad en la que se desenvolvía la historia, las mujeres no valíamos nada, al punto que el nacimiento de una era considerado una desgracia; sin embargo, la mujer es el centro de la familia y el soporte del marido y aun en una sociedad tan distante en tiempo y lugar es tan parecida a cualquier otra, porque aun en nuestros días se dan condiciones como estas aunque no en igual grado.
También me desilusiono que Wan Lung que en su momento de riqueza se hubiera vuelto tan indiferente a las necesidades de los demás, cuando él mismo las había sufrido en carne propia (aunque esto era común y lógico), y sabiendo lo que la falta de trabajo y amor a la tierra hace por las familias de dinero, él haya permitido que sus hijos se alejaran de ella por el que dirán. Aunque en el fondo él siempre fue un hombre bueno, trabajador, honrado y amable. Es esta dualidad la que me fascinó, puesto que en las novelas estoy acostumbrada a ver el personaje bueno o malo, o aquél que no es ni uno ni lo otro pero no hace nada que me pueda parecer grave tampoco. Sin embargo Wan Lung, O-lan, Loto y los demás tenían un carácter propio y razones para hacer lo que hacían, para equivocarse o acertar, y cada uno de sus actos tenía consecuencias. Creo sin temor a equivocarme que es una de las diez mejores novelas que he leído hasta ahora. Se las recomiendo totalmente y espero poder leer sus comentarios y saber qué les pareció y les provocó al adentrarse en ella.



la buena tierra


Acerca de la autora

pearl s. buck

Pearl Sydenstricker Buck nació en 1892 en Virginia, Estados Unidos y murió en Vermont en 1973. Con tan solo 3 meses de edad, sus padres que eran misioneros fueron a vivir a China, donde vivió 40 años. Desde su infancia hablaba inglés y mandarín, fue educada por su madre y su tutor el señor Kung. En 1919 se caso con el economista en agricultura John Lossing Buck, su primera hija nació con retraso mental severo, y en 1925 adoptaron a una bebé a quien pusieron por nombre Janice, después de 18 años de un matrimonio difícil se divorció de él, para después, en 1933 casarse con el editor de sus libros, Richard J. Walsh, junto con el cual se mudó a vivir en un granja en Pensylvania, Estados Unidos. Buscando educar a sus lectores a través de sus obras, gano el premio Pulitzer con La buena tierra y en 1938 le fue otorgado el Premio Nobel de Literatura.

No hay comentarios :

Publicar un comentario