18/11/13

Mar de espejos.

mar de espejos

Mar de Espejos, una novela de Juana Salabert, que nos presenta a Natalia, una joven que regresa a Vrines tras años de ausencia para enfrentar su pasado y encontrarse a sí misma.



La historia se divide en tres partes. En la primera conocemos a Natalia, una niña cuyo padre ha muerto y su madre la envía a vivir con su abuela donde conoce a dos niños de los cuales se hace amiga, Miah y Barrabas. Natalia tiene una aversión especial por los espejos, en ellos ve a una persona que le hace gestos y que no le agrada (aunque es su propio reflejo), aun así siente una singular atracción por un cuarto cuya entrada tiene prohibida y que se dice está lleno de espejos y guarda oscuros secretos del pasado de la familia. Naturalmente, al estarle prohibido, Natalia encuentra la manera de entrar ahí, descubre la llave y logra entrar una noche en la compañía de Miah (pues Barrabás está enfermo) encuentra un abrumador cuarto lleno de espejos donde desde entonces hace el amor de forma recurrente con Miah quien está enamorado de ella al igual que Barrabás. Una noche, un criado de la casa al que ella detesta llamado Mundi los descubre y amenaza con delatarlos, ellos poco caso le hacen, pero él continúa atormentándolos hasta que un mal día Natalia lo acecina, en el amor que le tienen Miah y Barrabás quieren echarse la culpa para que no le pasa nada, así Miah pasa algún tiempo en la cárcel y de forma extraña decide que no quiere volver a ver a Natalia quien se va a estudiar fuera de la ciudad.
Años después, Barrabás y Natalia regresan al pueblo, cuando se enteran que Miah se ha suicidado y entonces Natalia se enfrenta con su pasado y el de su familia dando respuesta a muchas de las interrogantes que existían en su vida aun sin ella saberlas.
La segunda parte es mucho más digerible y también más interesante, en ella se cuenta el pasado de la familia y es narrada por la abuela de Natalia (si no supiera que es una sola persona quien lo escribe todo en realidad, diría que la abuela tiene una forma mucho mejor de contar las cosas), le explica la leyenda de la familia, en la que un antepasado se casa con la persona que no era la indicada y tiempo después conoce el amor en una mujer que por su parte también está casada, la ama y la idolatra, manda construir el cuarto de los espejos para hacer el amor con ella en ese lugar y tenerla cientos de veces a través de su reflejo, al cabo de poco tienen un hijo, y al enterarse la esposa decide vengarse acusándola de bruja y llevándola a la corte donde finalmente deciden quemarla en la hoguera. El marido también se venga asesinando a la esposa, cuyos restos se dice que están escondidos en un pasaje al cual se accede a través del cuarto de los espejos. A causa de la infidelidad del antepasado hay una maldición en la familia, cuyos descendientes encontrarán el amor para después perderlo en forma fatal. También se sabe la historia de la abuela, quien es una mujer fuerte y valiente que viene desde abajo y que nadie en el pueblo quiere, pero eso a ella poco le importa.
En la tercera parte, Barrabas explica él por qué Miah no quiso volver a ver a Natalia (que no les diré para no arruinarles el final si alguno lo lee). Por su parte, Natalia se va tranquila, pues tras conocer la historia y la leyenda familiar por fin pudo encontrare.


La novela ofrece una historia diferente, contada en primera persona en turno por algunos de los personajes. Es una novela muy compleja y yo soy muy ignorante así que nunca logré entender del todo de lo que iba, lo cual me resulto frustrante hasta el punto en que estuve a punto de dejarla, pero persistí y después se volvió más ligera. Al final, me quedo con la segunda parte, mi favorita por mucho. Creo que es una buena novela con una historia original, sólo que a mí no terminó de gustarme (pero eso es muy subjetivo).


Acerca de la autora

Juana Salabert
Hija del periodista Miguel Salabert, exiliado de Francia por razones políticas. Juana Salabert, es una novelista española nacida es París, Francia en 1962, desde muy pequeña sintió interés por la escritura, influida por las historias de su abuela. Se licenció en Letras Modernas en la Universidad de Toulouse. Reside en Madrid En 2001 recibió el Premio Biblioteca Breve de Novela por Velódromo del invierno y, en 2007, el Premio de Novela Fernando Quiñones con El bulevar del miedo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario